Cómo realizar nuestro propio compost

Cómo realizar nuestro propio compost

Ya sabes que si quieres mantener tu jardín en perfecto estado, cada cierto tiempo puedes contar con el desbroce de parcelas en Cerdanyola del Vallés y deshacerte de las temidas malas hierbas para facilitar el crecimiento de las plantas deseadas. No obstante, para que nuestro solar dé mayor rendimiento también es necesario añadir nutrientes al suelo que ayuden a regular el pH y controlar la humedad. Para lograrlo podemos fabricar nuestro propio compost con los restos de la poda.

Lo primero que necesitamos para realizar la mezcla es contar con los cuatro elementos básicos que conformar el compost: materia seca (hojas secas, ramas, restos de madera, periódico triturado...), materia verde (plantas verdes que podemos reutilizar después del desbroce de parcelas en Cerdanyola del Vallés, desperdicios orgánicos de cocina, alfalfa...) y, obviamente, tierra para dar cuerpo a la mezcla y agua para regar la composta. Es importante que haya la misma cantidad de materia marrón o seca que de verde.

Una vez tengas todos los ingredientes, deberás agregar en un recipiente primero una capa de ramas y trozos de madera para favorecer la ventilación y, posteriormente, ir alternando esta materia marrón con restos orgánicos, colocando una capa de tierra entre ellas.

Debemos considerar que una de las cosas más importantes a tener en cuenta en la formación de compost es la humedad, por lo que deberás ir revisándola todos los días y, en caso necesario, regar la mezcla y removerla cada dos semanas para que se oxigene. Aproximadamente a los 4 o 5 meses, ya podremos usar nuestro compost; notarás que está listo porque presentará una tonalidad oscura, un olor agradable y una textura suelta.

Esperamos que este post te haya sido de utilidad. Desde Ecollenya te animamos a intentar fabricar tu propio compost para ayudar al planeta, reutilizando los deshechos que generamos.

haz clic para copiar mailmail copiado